La tecnología de suspensión Brain se ha desarrollado para ofrecer el máximo rendimiento en los senderos. Ya sea en la parte delantera como trasera de la suspensión de una bicicleta, el Brain es capaz de diferenciar entre las fuerzas inducidas del ciclista y del terreno, asegurando que las fuerzas del pedaleo no se pierdan en la compresión de la suspensión.

Innovación

Tecnología Brain

Cuando se requiere lo mejor en eficacia y control de la suspensión, nada se compara al Brain de Specialized. Lo encontrarás en nuestras bicicletas con diseño XC, el Brain ha sido rediseñado y ajustado para realizar cualquier tipo de terreno que demande el ciclista. ¿Quieres pruebas? Las Epic son las primeras bicis doble-suspensión en ganar un campeonato del Mundo de Cross Country (se ganó varias veces de hecho), y cada una de esas victorias fue con ayuda del amortiguador Brain. El sistema Brain ha elevado a la Epic a lo más alto, y va más allá de su leyenda ganando Copas del Mundo tanto en hombres como en mujeres.

Probablemente te estés preguntando: "¿Qué hace el Brain?" Y la respuesta es simple, te proporciona más velocidad y mayor control. El concepto es bastante simple, pero ponerlo en acción es una historia diferente. Después de todo, desde la llegada de las bicicletas de montaña con suspensión total, las hardtails y las bicis de suspensión total han sido diametralmente opuestos en cuanto a rendimiento. El Brain funciona de la siguiente manera: Cuando se encuentra un bache, la válvula de inercia se desconecta. Esto permite que el aceite fluya, lo que significa que el amortiguador inmediatamente pase a activarse y absorber el impacto. Al pedalear, sin embargo, la tecnología Brain trabaja para mantener la suspensión firme con el fin de maximizar la eficiencia de pedaleo. El sistema activo e independiente permanece neutral y no se ve afectado por la pedalada cuando se aplica energía a través del sistema. Utilizamos la tecnología Brain para estabilizar el chasis de la transferencia de peso (como el pedaleo agresivo), con los movimientos inducidos por el pedaleo siendo neutralizados por el sistema de suspensión.


Surge un nuevo Brain

Reinventamos el Brain para la Epic para obtener todo lo mejor de las versiones anteriores y mejorarlo. Ahora, está más cerca del eje de la rueda, justo donde se produce el movimiento de inercia, lo que lo convierte en un sistema aún más receptivo. A continuación, rediseñamos los pasos de flujo del aceite para reducir la turbulencia del mismo y, a su vez, proporcionar una amortiguación más uniforme. También rediseñamos la conexión del manguito, por lo que no hay recovecos o partes innecesarios. Sin embargo, lo que cuenta es lo que hay dentro. Queríamos que la suavidad fuera mejorada y que fuera más firme y reactivo, por lo que cambiamos a un nuevo sistema de cámara de aire para una acción más suave e hicimos una nueva válvula de Inercia y Aguja para el nuevo Brain. La clave es que trabajan juntas para mejorar la amortiguación, la tracción, la estabilidad en línea recta y la absorción en baches. En otras palabras, puedes montar más rápido y con mayor control

El Brain original se parecía más a un interruptor de la amortiguación en baches grandes. En función de las condiciones del camino, entraría en un modo de amortiguación o en un modo de pedaleo y permanecería allí por un tiempo, lo que daría como resultado un tiempo de transición ineficaz. Con la generación más actual del amortiguador Brain, el sistema puede detectar baches mínimos sobre el terreno y ajustarse en consecuencia. En los últimos años se han realizado muchos esfuerzos para mejorar la sensibilidad del Brain y combinar los circuitos del flujo de aceite para mejorar la capacidad de ataque inicial del bache. Además, para el ciclista XC, el amortiguador Brain actual utiliza nuestro propio diseño de micro amortiguador que tiene la mitad del peso que el diseño original.

Mike "Mick" McAndrews