Historia de la Roubaix

Ninguna otra bici ha sido tan dominante en la París-Roubaix como la Roubaix. Con seis victorias acumuladas, nuestra Roubaix ha utilizado los despiadados adoquines del Infierno del Norte como campo de pruebas final para su linaje de tecnología revolucionaria, probando año tras año que Más Suave es efectivamente Más Rápido. Aquí está su historia.

Historia de la Roubaix

Ninguna otra bici ha sido tan dominante en la París-Roubaix como la Roubaix. Con seis victorias acumuladas, nuestra Roubaix ha utilizado los despiadados adoquines del Infierno del Norte como campo de pruebas final para su linaje de tecnología revolucionaria, probando año tras año que Más Suave es efectivamente Más Rápido. Aquí está su historia.

Roubaix 2004

“Tu opción a fines de los 90 era una bici de carreras muy rígida, con ángulo empinado y vaina inferior super corta, y eso no servía porque no podías usar llantas del mundo real. Era duro. No era la bici correcta para pasar muchas horas arriba de ella. Fue por eso por lo que hicimos la Roubaix”.
— Rodney Hines, Inventor de la Roubaix Original

Roubaix SL2 2008

La incorporación de Tom Boonen y el equipo Quick-Step en 2007 llevó al desarrollo de la Roubaix SL2. Representaba una mejora gradual en la rigidez general torsional y del triángulo trasero que se traducía en una bici ágil y con un manejo supremo, al tiempo que seguía teniendo una gran elasticidad vertical. Tom logró victorias consecutivas en este chasis en 2008 y 2009.

Roubaix SL3 2010

Para la Roubaix SL3, tomamos todo lo que habíamos aprendido al desarrollar la Tarmac SL3 y combinamos un nuevo y súper liviano chasis con la geometría de la Roubaix, nuevos amortiguadores viscoelásticos Zertz y ruteo de cables interno. Fabian Cancellara se llevó la victoria en la París-Roubaix en el debut de esta bici, y pareció hacerlo sin esforzarse, hasta el punto de que el debate de si Cancellara tenía un motor escondido fue furor en la prensa.

Roubaix SL4 2012

La Roubaix SL4 fue la iteración final de la Roubaix obsesionada con la relación rigidez-peso. La horquilla y el tubo de dirección eran conificados para equilibrar rigidez torsional y elasticidad vertical, mientras que cada tubo y laminado tenía un diseño de tamaño diferente para cada talla. También introdujo el poste de asiento CG-R. Tom Boonen y Niki Terpstra ganan la París-Roubaix abordo de este chasis en 2012 y 2014 respectivamente.

Roubaix 2017 con Future Shock

Roubaix 2017 con Future Shock

Nueva Roubaix 2019

Y aquí estamos. Suma aerodinámica. Resta peso. Y suma control que puedes ajustar en la marcha. 15 años de obsesión con la Roubaix nos han llevado a la bici de ruta más rápida y más capaz que hayamos hecho.

Nueva Roubaix 2019

Y aquí estamos. Suma aerodinámica. Resta peso. Y suma control que puedes ajustar en la marcha. 15 años de obsesión con la Roubaix nos han llevado a la bici de ruta más rápida y más capaz que hayamos hecho.