Esta web utiliza cookies. Para continuar usando esta web debes aceptar el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información visita nuestra Política de Privacidad y Cookies.

GRANDE AMERICANA

Hablemos de una temporada ganadora: Tomemos una victoria en solitario en la Strade Bianche, mézclémosla con un Campeonato Nacional de Estados Unidos, una victoria de etapa en la Euskal Emakumeen Bira, una victoria de etapa en el Giro Rosa, más seis días con la maglia rosa, y tendremos la receta para una temporada espectacular. Bienvenid@s al gran año de Megan Guarnier.

Ljubljana, Eslovenia. Es el día del prólogo del Giro Rosa 2015 -lo que viene siendo la etapa previa a la primera verdadera etapa-, y la ciclista americana Megan Guarnier parece tranquila y relajada. Esperando a que empiece la carrera por etapas más importante del calendario femenino. Nos reunimos en el vestíbulo del hotel de concentración, bajo un techo alto, en una sala abierta donde las voces resuenan y cada ding del ascensor señala la llegada a la planta baja de una ciclista profesional de algún otro equipo. Al enterarse de que vamos a tener una charla incoherente -sobre lo que llevamos de temporada y próxima La Course by Le Tour de France, en París- Megan sonríe ampliamente.

EL GRAN AÑO DE MEGAN GUARNIER

"Si hay una cosa que se me da bien", dice, riendo: "Es enrollarme".

Su buen humor es contagioso y fácil, y ante la mención de 'Smiley' la terapeuta, nuestra conversación deriva rápidamente hacia los apodos en el equipo.

"Danny es el autor intelectual de los apodos," dice ella. "A mí me llama Calimero. Es este pequeño pájaro de los dibujos animados. El ave lleva una cáscara de huevo en la cabeza porque se olvidó de crecer, y yo soy la más pequeña en el equipo, así que... De todos modos, el pájaro siempre dice, 'Es una injusticia. Eres grande y yo soy pequeño", y Danny dice que sólo me puede verme en el pelotón con toda esta gente gigantes alrededor, diciendo: 'Es una injusticia". (Danny Stam, Director del equipo Boels-Dolmans y quien le puso el mote, me dijo más tarde que cuando vio un día a Megan con el casco puesto, esa imagen le hizo pensar en Calimero. Después de eso, ella se quedó con ese nombre). Es normal que su mote venga de la televisión, ya que en lo que llevamos de año su temporada ha sido de película. Y más aún cuando esta ciclista pequeña pero llena de fuerza, con las probabilidades aparentemente en contra, está teniendo un año tremendo.

Se podría decir que comenzó en la Strade Bianche, con una abrumadora victoria en solitario en la primera edición femenina de esta prestigiosa carrera. Su rendimiento dejó ver dos señas de identidad del estilo de Guarnier: su paciencia y su determinación consistente. La imagen de Megan sola con los brazos en el aire cruzando la línea sin un alma a la vista, es el tipo de foto que los padres cuelgan orgullosos encima de la repisa de la chimenea. Es una victoria aplastante, con la euforia de haber cumplido escrita con mayúsculas en su rostro. ¿Es una sensación diferente, ese momento de la victoria en la Strade, cuando se compara con algo así como un gran tour?

Y más aún cuando esta ciclista pequeña pero llena de fuerza, con las probabilidades aparentemente en contra, está teniendo un año tremendo.

"Ganar una carrera de un día es especial", dice ella, "porque entrenas tan duro durante tantas horas, y siempre piensas en la victoria. Cuando ganar cualquier carrera de carretera de un solo día, es porque eres la primera en cruzar la línea ese día. Es un poco diferente a cuando ganas clasificaciones generales, ya que no siempre tienes que ganar alguna etapa para ganar la general. Con un solo día, siempre está la emoción de cruzar la línea primera.

"Y fue una victoria increíble -ganar la primera Strade femenina- todavía me cuesta un poco creerlo. Fue mi primera victoria de un día en Europa realmente importante, y creo que hubo un gran suspiro de alivio de muchos de mis seguidores. Ya sabes, como, "Oh, por fin lo hizo. Por fin hizo todas estas cosas que sabíamos que podía hacer. Ella ha estado entrenando y trabajando tan duro y por fin".

¿Cómo afecta mentalmente un triunfo así? ¿Qué impacto tiene en el estado de Megan?

"Tengo mucha confianza para el resto de la temporada gracias a esta victoria. Ganar en solitario sólo te da la confianza de que Tienes el poder” "Hace una pausa, obviamente pensando en volver a ese día y repetir ese momento en su mente antes de añadir: "Porque no es que simplemente se sentaran detrás de mí y dijeran 'oh ok. Dejemos que nos gane’. Ellas me estaban persiguiendo. Es una gran inyección de confianza".

Esa confianza se ha mantenido fuerte, empujándola hasta el podio en una etapa de la Euskal Emakumeen Bira y en el Campeonato de EE.UU de Ciclismo en Ruta. [Ella no podía saber cuándo nos sentamos en este vestíbulo, antes incluso de que el Giro Rosa comenzara, que tendrá una carrera tan increíble. Que ella y el equipo iban a luchar a través de las montañas, el calor y los ataques durante los diez días. Esa pequeña 'Calimera' iba a ganar la etapa 2 y vestir la codiciada maglia rosa durante seis días seguidos antes de renunciar a su control durante la contrarreloj individual Ella iba a terminar en la tercera posición del podio en la general, pero por ahora, eso estaba aún por llegar.

¿Qué tal es ganar una etapa en una carrera de varios días? ¿Qué se siente en comparación con una carrera de un día?

"Creo que en una carrera por etapas, las victorias son un poco diferentes. Tal vez se ven un poco atenuadas porque no te concentras tanto en ellas. Mientras que en la Strade y en los Campeonatos Nacionales, tienes un poco la gran visión de: 'Quiero ganar esta carrera'. Pero en una carrera por etapas estás como: 'Oh, tengo cinco oportunidades de ganar'". [Risas] Es decir, es la forma en que esperas verte ganando.

Y UNA VEZ QUE GANAS, ES COMO: 'OK, HE GANADO, AHORA YA ESTAMOS EN LA SIGUIENTE ETAPA. ¿CÓMO VOY A GANAR AL DÍA SIGUIENTE? O ¿CUÁL ES LA TÁCTICA DEL EQUIPO PARA EL DÍA SIGUIENTE?

"Así que, supongo que no tienes mucho tiempo para relajarte y celebrarlo”.

No es una exageración decir que el sueño de cualquier mujer ciclista sería convertirse en la campeona de su país y vestir los colores nacionales, en el caso de Megan, blanco rojo y azul. Y antes de su gran rendimiento en un valiente Giro, que en el momento de esta entrevista aún estaba por llegar, convirtiendo el Campeonato Nacional de Estados Unidos en su segundo gran resultado de la temporada. ¿Cómo valoras esta victoria respecto a la primera?

"Supongo que al ganar estos Nacionales las sensaciones han sido un poco más reales, porque ya los había ganado una vez antes [2012], y desde la primera vez le he estado dando vueltas. Ya sabes, ¿para lo quieres más aún? En cierto modo, la segunda vez valida la primera. La primera vez piensas: 'Tal vez sólo tuve suerte ese día. Tal vez los astros se alinearon”. "Pero luego lo logras por segunda vez y dices: “¡Guau! Ahora sí, dos veces".

"Así que, supongo que en este momento me siento…", dice ella, pensando, "… un poco más en mi propia piel con las barras y estrellas del maillot”.

EL ROSA SIENTA BIEN

Han pasado dos semana desde la última etapa del Giro 2015 y Megan Guarnier está de vuelta en casa con su marido, en la casa que compraron hace poco en Francia. Es el momento de relajarse y reflexionar sobre esos seis días con la maglia rosa, una victoria de etapa, el maillot de los puntos y el tercer puesto en la clasificación general.

"¿Sabes?", dice ella a través del correo electrónico. "El Giro es una carrera que siempre entra en tus pensamientos, 'esto va a ser muy difícil" y entonces es más difícil de lo que podrías haber imaginado. El calor de este año fue insufrible, pero mis compañeras de equipo estuvieron increíbles para mantenerme hidratada durante toda la carrera.

"Seis días con la maglia rosa fueron muy divertidos para nuestro equipo, pwero a la vez una una carga pesada de llevar. Las chicas del Boels-Dolmans lo dieron todo para mantener la maglia rosa y yo estaba muy decepcionado por perder en la contrarreloj, pero lo di todo, absolutamente todo lo que tenía. Por suerte mis compañeras de equipo entienden las dificultades de una contrarreloj y me apoyaron en ese día tan difícil. Me dejé la piel en las carreteras de Italia, así que sólo puedo estar orgullosa. También estoy contenta con mis resultados durante la semana, y la parte más especial fue compartir los resultados con mi equipo. Fueron cada una de mis compañeras de equipo quienes hicieron posibles mis resultados y me empujaron a conseguir esos resultados".

Me dejé la piel en las carreteras de Italia, así que sólo puedo estar orgullosa. El Giro es una carrera que siempre entra en tus pensamientos, 'esto va a ser muy difícil" y entonces es más difícil de lo que podrías haber imaginado.

MEGAN GUARNIER

¿Y ahora? Como ella dice en su blog: "Bring on La Course!"

Specialized es el Patrocinador Oficial de bicicletas de La Course by Le Tour de France.