La gama S-Works atrae a cierto tipo de ciclistas.

¿Pesas los granos de café con una báscula de fibra de carbono antes prepararlo? ¿Utilizas términos como "resistente a la torsión" para describir tu cepillo de dientes? ¿Te sorprendes a ti mismo compitiendo con tus compañeros de trabajo por las escaleras sin que ellos lo sepan? Si es así, la gama S-Works está hecha para ti. Representa la cúspide de todo lo que somos capaces de hacer. No reparamos en gastos, no descartamos ninguna idea, ningún diseño es considerado demasiado radical. En una ocasión, un compañero del Departamento Financiero vino a decirnos que teníamos que controlar los gastos de desarrollo de los modelos S-Works; regresó a su despacho cabizbajo y deprimido. No es que tuviéramos nada en contra suyo, pero no podíamos aceptar ese tipo de trabas. Porque lo más importante en la gama S-Works es que la innovación y el diseño se lleven al límite, sin compromisos. Eso es lo que sucede cuando nuestro equipo de I+D está compuesto por ciclistas como Mark Cavendish, Craig "Crowie" Alexander y Christophe Sauser, que exigen lo mejor. Por encima de todo lo demás, la marca S -Works se rige por una norma: si no es lo mejor, se descarta. Nuestra dedicación es implacable, algunos incluso dirían que roza lo obsesivo. Pero eso no nos ofende, probablemente sean ellos a quienes ganamos al subir las escaleras.


Process