Pasión Italiana, Tecnología de Silicon Valley

Sunday, July 27, 2014

Para ganar el Tour de Francia, un ciclista debe ser capaz de dominar casi cualquier estilo de conducción existente. Vincenzo Nibali confió en el completo rendimiento de la nueva S-Works Tarmac con tecnología Rider-First-Engineered™ para la mayor parte de la carrera. Con su capacidad para escalar, curvear y esprintar, fue la elección perfecta para afrontar las legendarias ascensiones y los espeluznantes descensos del Tour. Por primera vez este año, la etapa 5 discurrió sobre el temido pavé, que vio a Vincenzo Nibali ganar una enorme diferencia de tiempo sobre sus rivales, en gran parte gracias a su S-Works Roubaix SL4. Con una elasticidad vertical y una rigidez general líderes en su categoría, gracias a sus inserciones Zertz y el poste de asiento CG-R, la Roubaix llevó a Vincenzo de una pieza sobre los adoquines de una sola pieza más lejos, demostrando que verdaderamente más comodidad significa mayor rendimiento.

NUESTRAS ARMAS EN EL TOUR


Del mismo modo que el personal del equipo y los corredores analizan en detalle cada etapa, la elección del material a utilizar cada día se decide meticulosamente. En etapas llanas donde la eficiencia aerodinámica es primordial, Vincenzo y sus compañeros confiaron en el casco S-Works Evade, que proporciona todas las ventajas aerodinámicas de un casco de contrarreloj con la comodidad y ventilación de un casco de carretera. Para asegurarse una transferencia de potencia eficiente y confortable, utilizó las zapatillas S-Works Road, que combinan la rigidez de su suela de carbono FACT, con la comodidad del diseño y construcción Body Geometry Fit. Con una de las ediciones del Tour más húmedas que recordamos, Vincenzo confió en el agarre y la eficiencia de los neumáticos S-Works Turbo con compuesto Gripton, que le permitieron mejorar su rendimiento sin perder tracción.

Quien también compartió la gloria fue Rafal Majka, del equipo Tinkoff-Saxo, que en su primer Tour de Francia se aseguró el jersey del lunares de Rey de la Montaña. También a bordo de su nueva Tarmac, Rafal confió en la combinación de ligereza y aerodinámico de las ruedas Roval CLX 40, que le ayudaron a conseguir dos impresionantes victorias en montaña, así como el maillot.